Portada » BLOG » Qué es una caricatura

Qué es una caricatura

qué es una caricatura

Qué es un caricatura. Definición

Podemos definir la caricatura como una representación exagerada. El tema reprentado pueden ser personajes o hechos con el fin de poder trasmitir un mensaje, una idea, la mayoría de veces sarcástica. La caricatura como género es transversal y abarca diversos géneros: Dibujo y Pintura, Literatura, Teatro, Periodismo, Escutura,…Emparenta a través de la viñeta clásica de la caricatura periodísitca y el humor gráfico con el Cómic. Estaría muy relacionado con la alegoría

En nuestro caso, nos interesamos especialmente por la representación gráfica, es decir el dibujo de caricatura. En este caso, la caricatura se define como un retrato en el que se lleva a cabo la exageración de los rasgos y la apariencia de una persona. La potenciación de ciertos aspectos da como resultado un retrato identificable y humorístico. A nivel técnico se trata de seleccionar aquellos rasgos o características que hacen a la persona identificable (distinta de los demás), obviando los que no son relevantes. El resultado es una síntesis o simplificación en el que los rasgos dominantes prevalecen.

La emergencia del término moderno “caricatura” se sitúa en el taller del artista italiano Annibale Carracci. Existen referencias bibliográficas en las que se indica que los artisitas llevaban a cabo como divertimento retratos “cargados” (en italiano, cargar: caricare).

grotesco, exageración, sátira,alegoría, retratode costumbres, ridículo, esperpento. distinguir entre finalidad humorísitcao satírica

Historia

Existe bastante publicado en torno a la Historia de la Caricatura

Si nos atenemos al al empleo de la síntesis en el dibujo y el empleo de la exageración y lo grotesco, pordríamos atrevernos a retrotraernos hasta el Arte Prehistórico y las pinturas rupestres (quedaría pendiente demostrar si los dibujantes tenían una intención humorísitica…)

Los investigadores, coinciden en remontar el origen de la caricatura a las Mesopotamia y Egipto, las civilizaciones Precolombinas y la China preimperial.

Egipto

[En diferentes papiros de la a la XX dinastía (British Museum, Museo Arqueológico del Cairo, Museo de Egiptología de Turín) aparecen representados animales como el asno, el león, el cocodrilo o el mono, tocando instrumentos en una escena lujosa, o una escena en la que un gato ofrece una flor a una retada sentada en un trono. iguamente ilustrativos son los “graffiti” aparecidos en las antiguas murallas de Tebas que retratan de manera crítica a Nefertiti y Akenaton, probablemente como expresión de descontento por las reformas implantadas bajo su reinado.

Grecia

La aparición de conceptos ligados a lo cómico dentro de la filosofía griega, tiene su correspondencia en expresiones gráficas. Teofrasto, en contra de las posturas mantenidas por sus predecesores, considera lo cómico como algo positivo; A partir de aquí Literatura y el Arte nos empezarán a mostrar los más claros y ricos ejemplos de caricaturas.

Qué es una caricatura. Esopo y la Zorra
Kylix ático (S V a.c.) Esopo aprendiendo de una zorra. Museo del Vaticano

Por otro lado existen un buen número de figurillas ridículas de época helenística que nos recuerdan más a las máscaras y a los tipos de la farsa griega y de la comedia nueva. Cerámicas áticas del siglo V a.c. en donde se dibujan los aspectos más embarazosos de la vida fisiológica del individuo.

Encontramos en Grecia el nacimiento de las dos fuentes principales de la caricatura que se darán a lo largo de toda la historia, esto es: Escenas que conducen a la hilaridad por su tema, tal y como aparece en la literatura (por su contenido) Escenas que conducen a la hilaridad por su representación grotesca y deforme (por su forma)

Aristóteles cita a un tal Poson, calificándolo de “pintor malévolo”, al igual que Plinio, a Pirálicus, Cálates, Bupalus, Ctsicolo, Atenis, Clesides, Antífilo y Galatón. Todos ellos pintores de cerámica y por lo tanto alejados del “Arte Oficial”, teniendo de esta forma una mayor libertad para mostrar su ingenio. Característica esta última inherente al caricaturista de todos los tiempos.

Roma

En Roma el bagaje filosófico sobre lo cómico no será tan extenso como en el caso de Grecia, pero sí importante, de esta forma es interesante señalar las opiniones reflejadas por Dionisio de Prusa, reivindicando el valor moral de la risa y de la sátira de costumbres; Plutarco, estableciendo en la risa una función ética y transformando la estética de lo cómico en rígido moralismo; Plinio, teorizando sobre lo cómico; Fabio, siguiendo y completando el discurso anterior;y Cicerón, recogiendo en esencia todo lo anteriormente apuntado, entre otros.

Por lo que respecta a las obras caricaturescas del momento, aparecen sobre diversidad de soportes. Pinturas en cerámicas: jarrones etruscos de con personajes ridículos en cuanto a forma. También existen estatuillas grotescas como la figura del Emperador Caracalla, otras con el personaje “Maccus” o la del Dios Príapo, de carácter pornográfico y caricaturesco. El el capítulo pictórico-dibujístico, existen ejemplos de frescos, pero merecen especial atención los graffitti de Pompeya y Herculano

Qué es una caricatura.Figurilla del Emperador Caracalla.
Estatuilla de Caracalla. Museo de Avignon

Encontramos graffitti de temática política en las antiguas murallas de Roma, pero tomamos como referencia los encontrados en las ruinas de Pompeya y Herculano, que abarcan temáticas tan diversas como la Religión con la pugna entre Cristianismo y paganismo

Qué es una caricatura. Graffiti romano "Alexamenos adora a Dios"
Graffitti “Alexamenos adora a Dios” . S III d.c. Domus Gelotiana. Ruinas de Pompeya y Herculano

Dentro de los dibujantes, Plinio, habla de Ludio, que cultivaba el género de las “Comica Tabella” que eran unas tablillas en donde se dibujaban las escenas cómicas de una representación teatral para colgarlas en las puertas de los teatros y así servir de reclamo para los posibles espectadores. Otros artistas citados por Plinio serán Pereico y Ctesiloco.

Edad Media

Destacamos los bestiarios y fisiólogos medievales, en donde, y según la creencia del momento los animales habían sido creados para servicio del Hombre, a fin de que su estudio y la contemplación de sus costumbres fuesen para el Hombre reglas de vida o motivo de escarmiento y corrección según las propiedades del animal que se mostraba como ejemplo, de tal forma que era permitido por la Iglesia el uso de animales para exonerar al público. Encontramos pues ejemplos satíricos en capiteles, vidrieras y códices con temas como el diablo, la danza macabra, el infierno, el Juicio Final, los vicios del Hombre, sus pecados… etc.

Qué es una caricatura. Claustro Catedral de Tarragona
Procesión de las Ratas. Catedral de Tarragona

Renacimiento

Es a partir del Renacimiento cuando cristaliza la caricatura como género con el término “Ritratti Carichi” (retratos ecargados, atribuido a Annibale Caracci y sus colaboradores). La aparición de la imprenta (que automatiza la publicación) es determinante en la conformación de la Caricatura como género. Este periodo se caracteriza del empleo de la Fealdad, no con fines morales, sino como un recurso estético,con que resaltar la Belleza

Destacamos como caricaturista al ya citado A. Carracci, que incide en lo grotesco, aunque podemos encontrar indicios del género en Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, El Bosco o de Durero, Holbein el Joven o Brueghel el Viejo.

Siglo XVII

Las Guerras de Religión crean un contexto fecundo para la aparición de caricaturas al servicio de la propaganda de los contendientes. En paralelo surgen las primeras definiciones que tratan de establecer qué es una caricatura. El Conde Mosinia la describe como: “Un procedimiento de retrato, nacido de un interés realista, aunque con finalidad cómico-fantástica” . También surgen los primeros estudios monográficos en torno al género. En este periodo destacamos a artistas como Tiépolo, Callot, discípulo de Carracci con sus series de “Los Bohemios” y “Los Mendigos”, Stefano Della Bella, Cornelius Dusart, primer cultivador de la sátira política o Bernini con las caricaturas de los cardenales.

Siglo XVIII

La Revolución Francesa motiva el auge del género, que transforma su caracter satírico-burlesco en herramienta para la circulación de ideas revolucionarias. Los panfletos invaden Francia y atraviesan sus fronteras con el afán de expandir la revolución, lo que motiva su censura en el resto de Europa.

Destaca Francis Grose, quien redacta su Principios de la Caricatura, considerado el primer estudio teórico sobre el gérero y en el que se tratan de sistematizar las reglas de dibujo de la Caricatura. Reseñables son también las recopilaciones de caricaturas: Arthur Pond, publica en Inglaterra en 1743 una colección de caricaturas europeas. Boyer De Nimês, publica en 1792 toda una colección de imágenes satíricas francesas aparecidas hasta ese momento.

De entre los artistas detacamos a Hogarth , gran observador de la vida social, quien estigmatizará la injusticia y el envilecimiento con bromas; Rowlandson y Gillray en Inglaterra con sus conocidas sátiras sobre Napoleón) y Boilly, Debocourt y Grukshank en Francia.

Siglo XIX

La ilustración en el siglo XIX viene determinad por dos hechos fundamentales: la invención de la litografía en 1796 por Aloys Senefelder. Se abaratan los costes y permite una mayor y más rápida tirada de una misma plancha, lo cualredunda en una mayor popularización de los grabados. Otra consecuencia importante es que el artista ya no tiene que ceder los originales a un grabador para elaborar la plancha sino que puede dibujar directamente sobre el soporte, con lo que no haypérdidas en la calidad del dibujo en su reproducción.

La difusión y generalización de la prensa, vehículo fundamental para el desarrollo y expansión de este género. A partir de ahora el caricaturista se convierte en un periodista “gráfico” que mediante la imagenr llega a las masas (en su mayoría analfabetas).

SUIZA: Destacamos a Rodolphe Teopffer a principios de siglo. Retrata los defectos y vicios típicamente suizos sin entrar en temas políticos. Adan Teopffer (hijo del anterior) destacó por ser un pintor de escenas de costumbres. Mención especial a sus obras: El Doctor Festus, Monseur Vieux-Bois (el eterno amante), Monseur Jaleet, Monseur Grefin y Monseur Cryptophone, todos tipos genuinamente suizos que pueden englobar a gran parte de sus compatriotas. Otros de los caricaturistas suizos serán Godefroy, Forestier y Fontanez.

RUSIA: La caricatura en Rusia pasa, por lo que al siglo XIX se refiere por tres etapas fundamentales, la primera de ellas abarca los primeros años del siglo y se caracteriza en cuanto a tema por una crítica a la situación real al sistema feudal en el que se vive, a las clases dominantes represoras y supersticiosas, en cuanto a forma, ésta estará íntimamente relacionada; con la pintura bizantina de tal modo que cada una de ellas tiene un aire que nos recuerda a los iconos. Una segunda etapa a mediados de siglo, con una caricatura influenciada por los modelos europeos, empleando fundamentalmente el aguafuerte. Tras el desastre de Sebastopol (1855) aparecen nuevos movimientos socio-políticos que conducen a la reforma burguesa de 1861 que reforzará la aparición de todo tipo de críticas al sistema teocrático. En estos años aparece la revista Iskra predecesora de la Revista de caricaturas del año 1818 fundada por Veretzianev, que desaparece pronto por la censura y que engloba a los primeros humoristas del siglo como N. Yulev, A. Bogdanev, Voikov, Bordelli, Apollon y Danilov. Años más tarde encontramos aN. Stepenov y A. Levedev considerados como el Daumier y el Gavarni rusos. La tercera y última etapa se caracteriza por la férrea censura propia de la situación prerevolucionaria que hace que la caricatura sea casi iexistente.

FRANCIA y BÉLGICA: Durante el siglo XIX este género alcanza un gran desarrollo debido la pujanza de las publicaciones periódicas y a la libertad de prensa, lo que convierte al país en referencia para el resto de paises europeos.

Las leyes de la comicidad esbozadas por H. Bergson en 1900. Cabe destacar las siguientes publicaciones: Le Charivari (1832), fundado por Charles Philipon, Le Caricature Provisoide (1838), Le Journal Pour rire (1848), Le rire (1894). Estos medios se nutrieron del trabajo de primeras figuras del género entre los que destacamos a Charles Philipon, Daumier con quien la caricatura Francesa y universal alcanza su máximo esplendor, Cham (Amadé de Noé) , Charles Travies , Gustav Doré , Paul Gavarni , J.L. Forain heredero y continuador de la obra de Daumier, Henri Monnier , Jean Pigal, Eugene Lami , Alfred Gravin , Grandrille, Andrè Gosset (Andrè Gill). Englobamos Bélgica en esta sección por sus afinidades en el desarrollo del género. Muchas de las publicaciones del país vecino circulan libremente por Bélgica, pero destacamos la revista satírica belga Mephistopheles de 1831.

PAÍSES BAJOS: La caricatura Holandesa se sustenta en la tradición de los caricaturistas de Flandes. Los caricaturistas del siglo XIX se distinguen por reflejar fielmente la realidad y las situaciones de la calle y la vida pública, la familia…,siendo cómicas en sí mismas sin necesidad de la exageración. James Ensor será el caricaturista más sobresaliente; también citamos a Felicien Rops, de influencia francesa y continuador de la obra de Gavarni y Daumier.

ALEMANIA y AUSTRIA: La caricatura en Alemania surge en el siglo XIX con Chodowiecki, quien sienta las bases de la caricatura burlesca y fantástica que se desarrollará en todo el siglo que estamos estudiando. Entre los caricaturistas más representativos destacamos a Wilhelm Busch, quien se caracteriza por un cierto sentido moral y aleccionador en la representación de sus personajes, humildes pero que afrontan la perversidad del destino. Otros son Adolf Oberländer y ; Guillermo Kaulbach, Löffer, Pablo Komewka, Johann Gottfried, Cartel-Biaze, Richter, Reinhardt, Haranger, Meggendeffer. Destacamos las publicaciones Fligende Blatter (1844), Kladderadatsch (1848), Simplicissimus (1896), Piepmeier (1849), Wesper (1862), Muenchener (1848) y Dorfharhier (1848) En Austria, hay muchas similitudes con Alemania, ya que circulaban los mismos periódicos. Destacamos las publicaciones autóctonas Kikeriki (1861) y Wiener Charivari.

INGLATERRA: Durante los siglos XVII y XVIII la caricatura inglesa tiene prácticamente todas las características Holandesas. Conforme nos adentramos en el siglo XIX va ganado en contenido político. Los caricaturista más meritorio son: Gillary y Rowlandson, ambos sientan las bases del desarrollo de la caricatura inglesa en el siglo. Son continuadores: John Leech, John Tenniel, H.B. (Richard Doyle), Phiz (Hablat Browne), Randolph Coldecott, Edward Sambourne, Harry Furniss, Phil May, Francis Gould, Ape (Carlo Pellegrini), Spy (Leslie Ward), Max (Max Beerbohn),… Todos ellos bastante identificados con una moral burguesa. Todos trabajarán en las revistas satíricas Comic Black-stone (1846), Comic History of England (1847), Comic History of Rome (1852), Vanity Fair (1868), Punch (1841), The Source, The Meteor, The Humorist…

ITALIA: este género tendrá gran relevancia en el país durante este periodo. No obstante aparecen figuras como Bartolomeo Pinelli y Steffano della Belle precursos en el empleo de la animalística a la cual dota de expresiones humanas. Destacamos las publicaciones L´ausino (anticlerical) y El Mule ( réplica a la anterior).

ESPAÑA. El caso no está bien documentado en nuestro país. Se sitúa como precursor a Goya. Sus series de “Caprichos” y “Disparates” se consideran el origen de la caricatura contemporánea en España caracterizada por un humor con un matiz trágico.

Lo panfletos y “Hojas sueltas” que circulan por España entre 1808 y 1812 suponen el albor de la prensa ilustrada en España durante el periodo decimonónico[25]. Eran grabados anónimos y críticos contra Napoleón; estaban generalmente impresos mediante xilografía (El Arlequín de Europa, La salida del rey ambulante y su legión devota, Napoleón trabajando para la regeneración de España, Napoleón y Godoy, Fiesta de toros en España o Matador corso en peligro). Hacia mediados de siglo las caricaturas empiezan a aparecer firmadas, pudiéndose de este modo completar un panorama artístico español con nombre como Alenza, Cilla, Sancha, Sileno, Tovar, Montagud, Marín, Pons, Junoy, Grau, Aragay, Marco, Francisco Ortego, Apeles Mestres, Y Rodríguez Castelao entre otros. Entre las publicacones destacan revistas como El Fisgón (Madrid), El Momo (Madrid), El Cascabel (Madrid), El Duende (Madrid), El Jorobado (Madrid), Madrid Cómico (Madrid),Valencia Cómica (Valencia), Andalucía Alegre ,(Granada) La Guindilla (Madrid), El Látigo (Madrid), El Avisador (Madrid), Gedeón (Madrid), Madeja Política (Barcelona), El Tiburón (Barcelona), El Nunci (Barcelona), La Bamba (Barcelona), Cu-Cut (Barcelona), L´ esquella (Barcelona), El Reflejo (Barcelona)

Caricatura, periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, responda a la pregunta de seguridad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.